domingo, 13 de marzo de 2011

En busca del éxito

El éxito parece ser perseguido por todos, sin importar raza, credo, edad (visto el éxito desde la perspectiva según la etapa), sexo; pero aunque soñamos con él, a pocas parece que se nos presenta. Entonces, comienzan los cuestionamientos: ¿Por qué a mí no? ¿Qué tiene ella que yo no? ¿Por qué ella pudo y yo no? Y la sensación de fracaso y frustración comienza a apoderarse de tal manera que genera ciertas raíces de amargura dentro nuestro.

Para que esto no te suceda, quiero compartir contigo unos pequeños tips:
  1. Proyéctate en base a tus aptitudes o habilidades naturales (innatas): Todas nacemos con habilidades inscrustadas como chip en nuestro cerebro, como vertido en la sangre corriendo por nuestras venas, y tanto es así, que llegas a sentir su llamado en tu corazón. Algunas nacemos artistas, con vocación para el arte, llámese pintura, música, escultura, actuación, etc.; otras quizá somos más analíticas, detallistas, meticulosas y no se nos escapa detalle. El punto es que esa habilidad natural es lo que debes desarrollar para que no te cueste subir a la cima. Si sientes que te cuesta realizar bien tu trabajo o que para nada te apasiona, estás en el lugar equivocado, busca tu verdadera vocación y lánzate.
  2. Nadie más que tú tiene derecho a elegir lo que es mejor para ti, aquí no valen sueños de papás (incluídas las madres), gustos del novio, recomendaciones de la mejor amiga que desea un buen futuro para ti, hermanos que creen saber más que tú, etc. Nada de esto vale, piensa en ti, piensa en qué es lo que realmente te haría feliz; porque en tu camino hacia tu felicidad encontrarás el éxito.
  3. No te hagas una falsa idea de tu vocación. Que a tu hermana o a tu amiga le haya ido bien en la medicina, no significa que a ti también te irá bien sino es algo que te apasione; porque la tecnología esté en auge no te asegura una exitosa carrera si a ti no te gusta mas que ser un usuario final.
Por último, quiero recordarte que el éxito y la felicidad van de la mano, porque ser exitosa es ser feliz haciendo lo que mejor sabes hacer.

Nota. Si te equivocaste en el camino, recuerda que siempre tienes la opción de retroceder y encaminarte hacia tu sueño. Lánzate, toma la decisión.

1 comentario:

  1. Definitivamente, un blog que quiero compartir con mis amigas.

    ResponderEliminar